viernes, 30 de octubre de 2015

VINOTECA MORATÍN


Lo nuestro con la Vinoteca Moratín ha sido una persecución en toda regla, siempre que llamábamos todo estaba reservado, los rumores de su genialidad se habían extendido y sus 12 mesas son actualmente las más codiciadas de Madrid. Pero MQs no nos dimos por vencidas y hace un par de semanas se obró el milagro, gracias a una cancelación de última hora conseguimos nuestra preciada mesa.


Nada más acercarnos a sus puertas nuestra impresión e ilusión fue aumentando nuestras expectativas, percibimos que no era un restaurante cualquiera. Un pequeño local enormemente cálido, cuidado al máximo detalle con una luz tenue y perfecta, un mobiliario sencillo y acogedor decorado con obras de arte cuidadosamente escogidas. La Vinoteca Moratín es una genial combinación de buen gusto y cocina de calidad creada por dos hermanos  procedentes de León, Marcos y Alejandro Gil. Marcos se ocupa de los fogones y de la compra de las mejores materias primas frescas en el mercado de Antón Martín, tras su experiencia y aprendizaje en el mismísimo Kabuki y Alejandro, a cargo también de la galería A cuadros, se encarga del arte y la decoración de la vinoteca.


Nos sentimos tratados como en casa desde que entramos en el local, el propio Marco y el resto de su equipo nos recibieron de forma delicada y muy educada. Nos explicaron todas las curiosidades sobre la creación de la vinoteca hace ya tres años y su pasión por el buen trabajo desde la primera llamada de teléfono del cliente. Marcos nos contó muy detalladamente la carta, sus platos estrella y el origen y la calidad de los vinos que nos recomendaba, de entre sus más 150 referencias vinícolas, muy a tener en cuenta considerando el tamaño del restaurante.


La carta no es extensa, lo que agradecimos bastante porque... ¡queríamos pedir todos los platos! cada uno de ellos nos inspiraron curiosidad. Se trata simplemente de un buen producto basado sobre todo en verduras y platos del día. Nos decimos por pedir medias raciones para poder probar más variedad y resultó todo un acierto. Elegimos: 
  • Puerros confitados con romesco (simplemente excepcionales)
  • Ensalada de tomate (rojo, sabroso y sin necesidad casi de aliño)
  • Alcachofas aliñadas con pimentón (tan sabrosas que parecía que estábamos en Navarra)
  • Salmón marinado en casa con vinagreta de encurtido (excelente y fino)
  • Steak tartare tradicional (sin duda, el plato estrella)
  • Degustación de quesos (buenísimos y acompañados con un gran oporto)
El precio medio por persona es de 40€ con vino incluido, una relación calidad-precio fantástica.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 9/10: Este lugar para MQs merece un sobresaliente, como habéis podido comprobar a lo largo del post en el que no hemos dejado de piropearlo. No sólo el trato es muy personal y cálido y el ambiente súper romántico (perfecto para cenitas en pareja) sino que la máxima calidad de su cocina hacen que la velada sea un éxito seguro. Destacaremos además su bodega: MQs hicimos un maridaje bastante amplio con los vinos guiadas por el equipo de la Vinoteca que nos encantó y os recomendamos muchísimo.
Como veis, la Vinoteca Moratín lo tiene todo, hasta una localización genial en pleno Barrio de las Letras, aunque debéis tener en cuenta que no es fácil visitarlo, por lo que hay que reservar con mucha antelación...¡A llamar!

VINOTECA MORATÍN
C/ Moratín, 36 (Barrio de las Letras)
28014 Madrid
Tel. 911 276 085

Fotos: Web de la Vinoteca Moratín y Mad Queens