miércoles, 28 de mayo de 2014

LAMBUZO


Las Queens siempre decíamos que teníamos que probar Lambuzo pero, por casualidades de la vida, nunca había coincidido el momento, además de que la zona en la que abrieron su primer local (Ópera) no nos solía venir bien para hacer nuestros planes. Por eso cuando nos enteramos que abrían la sucursal de la Calle Ponzano, que solemos frecuentar bastante, no dudamos un minuto en presentarnos allí.


Como ellos mismos explican, han concebido el local como "Abacería y Tapas" para apoyar los productos de su tierra, Cádiz. La Abacería es una especie de ultramarinos pequeño en el que se vendían productos como legumbres, conservas y aceites que fue derivando con el tiempo en un sitio donde además de comprar, podían degustarse los productos que estaban a la venta. El nombre del local también es bastante curioso y ejemplificativo de lo que será vuestra experiencia allí, pues significa persona a la que le gusta probar todo lo que tiene delante.


El local no es muy grande y, como no podía ser de otra manera, abarrotado de buena gente. Encontraréis un par de mesas altas flanqueando la verde entrada del bar, para fumadores y calurosos y  ya en el interior una barra ideal para tomar vinos y cañas, os atrapará enseguida por su bullicio y animación. Finalmente, un comedor pequeño está dispuesto para cenas y comidas más cómodas y relajadas: el mobiliario de esta parte es sencillo pero agradable, no así la iluminación, que nos pareció demasiado fría y excesiva.

Pepe Moreno, alma máter de Lambuzo y su familia, han conseguido, además de traer un trozo de Cádiz a Madrid, hacer que te sientas totalmente como en casa nada más poner un pie en su local. Él atiende personalmente las mesas y te habla con una sinceridad culinaria y un cariño muy especial, no le faltan detalles con ninguno de sus clientes, porque como él nos dijo "quiere vender mucho, pero durante mucho tiempo".


La oferta gastronómica de Lambuzo está, como ya os hemos contado, íntimamente relacionada con lo gaditano, por lo que podréis encontrar productos y materias primas tan típicas como los aceites de Olvera o la manteca colorá de Prado del Rey. La carta es sencilla e incluye platos de la costa (pescaíto frito, atún rojo, coquinas, etc.) y de la sierra (quesos, chacinas, solomillo, etc.) con tres tipos de cantidades: tapa, media ración y ración completa.

Nosotras, claramente nos dejamos aconsejar por Pepe y pedimos:
  • Salmorejo con melva canutera (textura y sabor perfectos)
  • Croquetas variadas (de gambas al ajillo, tortillita de camarones y ortiguillas marinas)
  • Adobo gaditano (crujiente y muy bien presentado)
  • Salmonetes (nos gustaron mucho más los boquerones)
  • Garbanzos con langostinos (riquísimos)
  • Pijotas fritas (nos encantaron)
  • Boquerones fritos al limón (buenísimos)
  • Papas aliñás (muy recomendables ahora en verano)
  • Solomillo al Whisky (tierno y sabroso)
  • Tarta de Queso (IMPRESCINDIBLE, dejad sitio para tomarla).
El precio medio de una comida en Lambuzo con vino o cerveza y postre ronda los 30€ (muy buena relación calidad-precio, como podéis comprobar).

EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: La calidad de su cocina, la tarta de queso, la amabilidad y cercanía de Pepe y el buen ambiente de Lambuzo son las razones evidentes de nuestra alta puntuación. Su localización en el punto neurálgico del tapeo y las cañas de Madrid (la calle Ponzano) ha sido todo un acierto y las Queens volveremos seguro, ¿a qué estáis esperando vosotros para probarlo?

LAMBUZO
C/ Ponzano, 8 (Chamberí)
28010 Madrid
Tel. 91 513 80 59
Web

Fotos: Mad Queens y Facebook de Lambuzo