viernes, 6 de noviembre de 2015

BENARES


El conocidísimo chef indo-británico Atul Kochhar no ha podido elegir un local más adecuado para instalar su sede en Madrid. El antiguo espacio dónde pudimos disfrutar durante tantos años el restaurante también indio Annapurna, que hace unos meses cerraba definitivamente sus puertas tras muchos años; una gran pérdida, pero así es la capital, unos se van y otros vienen.


La decoración llama la atención ya desde la calle, por su preciosa terraza abierta con una luz y una armonía geniales. El interior impresiona tanto o más que su terraza: un espacio enorme de 375 metros al que el estudio Cousi Interiorismo ha sabido dotar de calidez y toques hindúes muy apropiados. Lo que más nos gustó fue el estanque del patio interior hacia el que se proyecta todo el restaurante, es fácil trasladarte a la India tan sólo con mirarlo.


El servicio es, desde el punto de vista de MQs, de lo más destacable de Benares, un lujo en todos los sentidos. Nada más y nada menos que 35 personas componen el equipo de Atul Kochhar en Madrid, todos ellos previamente formados en el restaurante Benares de Londres con un resultado excelente. Te sientes atendido en cada minuto pero sin agobio y de forma cercana. El sumiller Juan Belmonte es todo un experto en la materia del que os podéis fiar por completo.


La carta es atractiva, una mezcla interesante de la cocina india con toques españoles. Lo que probamos no nos llamo la atención para nada y lo pagamos a precio e oro. Elegimos:
  • Vieiras-Jal Tarang (son a la parrilla con textutas de coliflor. Bien, normales)
  • Carabineros Chemeen Manga Charu (a la plancha con curry de Mango. Buenos, pero esperabamos más de ellos)
  • Pollo -Tandoori Murg (demasiado pequeño y poco picante)
  • Cordero Rogan Josh Atul's signature curry (la carne del cordero no estaba muy sabrosa)
  • Rape-Tandoori Machi Aur Kekda (podía ser cualquier pescado)
El precio medio por persona de 70€ con vino y sin postre.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 5/10: La realidad en Madrid es que, con contadas excepciones, los restaurantes indios no son de muy alta calidad, por eso cuando oímos que Kochhar abría su local aquí, esperábamos muchísimo más (su local en Londres está distinguido con estrella Michelin). El resultado de Benarés es una comida que no emociona en un local maravilloso, combinación que no dejamos de encontrarnos en muchas de las últimas novedades gastronómicas que visitamos. La parte más negativa se la lleva el elevado precio por persona, que nos pareció excesivo. Tenemos pendiente probar los cocktails, con mucha fama y que afortunadamente para nuestro bolsillo, no pedimos en nuestra visita.
BENARES
C/ Zurbano, 5 (Chamberí)
28010 Madrid
Tel. 913198716
Web

Fotos: Benares, Revista AD y eliberico.com